Verde Pimienta | Flores de Temporada: Dalias
1170
single,single-post,postid-1170,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-5.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.3,vc_responsive

Flores de Temporada: Dalias

27 sep Flores de Temporada: Dalias

La que se considera la flor nacional de México tuvo su origen en las zonas de Cuernavaca y Tepozotlán. Cronológicamente el nombre género «dahlia» le fue dado en honor al botánico Andeas Dahl, discípulo de Linneo.

Son plantas herbáceas perennes con raíces tuberosas y su tamaño puede variar desde los pocos centímetros hasta más de un metro de altura. Sus flores  están reunidas en cabezas bastante grandes, sencillas, dobles o semidobles, de formas extrañas y de muchos colores muy bonitos y algunas son muy apreciadas por su aroma.
Su época de floración es desde el principio del verano hasta casi finales del otoño, pero siempre que no haga mucho calor, ya que lo que puede pasar es que florezcan al llegar el otoño. Para su cultivo lo mejor es plantara pleno sol, ya que necesitan mucho sol, y en verano conviene que estén en lugares protegidos. Durante el tiempo de floración la planta necesita más alimento y más agua, y durante el calor fuerte, regar en abundancia y abonar antes del cultivo, la mejor época es el invierno que es el momento en que pierde las hojas.
Hay que cortar las flores marchitas para que salgan más y cuando a finales del otoño los tallos y hojas se marchiten, se les corta la parte aérea, se les desentierra, se colocan en un lugar para que se sequen y luego los guardamos en un lugar oscuro, fresco y seco, para que pasen el invierno, y es conveniente antes de guardar los tubérculos, limpiarlos bien para que no quede tierra.  Se puede seguir cultivándolo durante 3 ó 4 años más a pesar de todo. Su multiplicación es por semillas, esquejes o división de los tubérculos.

 

 

En la década de los años 1820 a 1830, las dalias estaban de moda y sus precios subieron considerablemente. Los especialistas las catalogaron pronto con la categoría de «flor decorativa». Todo el mundo quería tener dalias en su jardín. Tanto éxito alcanzó que comenzó a hacer sombra al crisantemo (una de las flores favoritas) y se organizó en paralelo con esta última una serie de exposiciones. La dalia era llamada «flor de exposición o de fantasía». De ahí a los cruces con otras plantas o con ellas mismas no hubo más que un paso. Aparecieron las dalias enanas, dalias pompón y liliput, las dalias cactus y dalias de fantasía, dalias collettes y dalias nenúfar.

Las dalias no han dejado de estar nunca de moda como flores de jardín, pero sí dejaron a un lado su popularidad como flores de exposición. Ahora, en Otoño seguro que podemos ver muchas Dalias que acaban de florecer.

En definitiva, la Dalia: la flor de Otoño.

No Comments

Post A Comment