Verde Pimienta | Cuidar flores en verano
1081
single,single-post,postid-1081,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-5.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.3,vc_responsive

Cuidar flores en verano

Cuidar flores en verano | VerdePimienta

06 ago Cuidar flores en verano

Estas temperaturas veraniegas suelen echar para atrás un poco a la hora de comprar flores, porque podemos pensar que nos van a durar mucho menos; pero si tenemos en cuenta algunas pautas de cuidado y conservación, podemos disfrutar en casa durante todo el año de maravillosos ramos de flores frescas.

 

Lo más importante es mantenerlas siempre en agua fresca y colocarlas en una habitación en la que no haga mucho calor, si alguna de las habitaciones tiene aire acondicionado, ese es el mejor sitio, aunque puede llegar a resecar un poco.

 

A casi todas las flores les gustan más las temperaturas frescas, con el frío se conservan mejor. Pero hay flores como las tropicales que están más contentas en un ambiente húmedo y es preferible pulverizarlas con agua fresca de vez en cuando si están debajo del aire acondicionado. Es importante que el sol no les de directamente porque en esta época es muy fuerte y en seguida se estropean.

 

También es fundamental fijarse en que las flores tengan siempre mucho agua y cambiarla cada 2 días dándoles un corte a los tallos en diagonal para que absorvan mejor el agua. Las plantas son otra historia; estos meses de calor debemos tener especial cuidado con ellas, para que puedan afrontar las temperaturas lo mejor posible. Es importante tener en cuenta que: hay que regar mucho y más frecuentemente que en las demás estaciones del año. Aquellas plantas que estén expuestas al sol deben regarse todos los días; pero nunca a mediodía y a pleno sol. Lo mejor es regar a primera hora de la mañana o por la tarde cuando ya no haga tanto calor.

 

El verano es época de floración y por eso es bueno que vayamos quitando las flores que se van quedando secas para que así dejen espacio a flores nuevas y se alargue el proceso de floración. Cuando acaba el verano es bueno preparar las plantas para afrontar los cambios de temperatura y los fríos del invierno y por eso es conveniente fertilizar con un producto específico y podar las que lo necesiten.

 

¡Esperamos que estos consejos os sean de utilidad y que ya no podáis usar la excusa de que se os mueren las flores o las plantas por el calor!

No Comments

Post A Comment